Inicio  Historia Contactar  Cafetería  Eventos
Categorías
Arroz con Leche
Tronquito de Trufa
Historia

Historia de una pastelería

    Fernando López Conde fundador de la pastelería Horno San Fernando, nació en Navas del Madroño, a los 13 años vendría a Cáceres donde comenzó a trabajar en la pastelería La Mayorquina, donde no estuvo mucho tiempo.
    Unos meses después empezaría a trabajar en Palace una pastelería ubicada en la calle pintores, cuyo propietario se llamaba Jose Rubio y su señora Doña Agustina, allí conoció a una joven muchacha llamada Estila natural de Monroy con la que mantuvo una relación amorosa en discreto secreto, pues no estaba bien visto en la época, ella había venido a Cáceres para trabajar en Palace, más tarde se convertiría en la mujer de Fernando pero hasta entonces Estila tuvo que trabajar en otro lugar no muy lejos de allí.
    Jose Rubio falleció y su señora no quería seguir con el negocio, propuso a Fernando que continuara él, ya que había cogido bastante experiencia en el oficio y ella no se encontraba con fuerza para seguir sin la presencia de su marido.
    Al no querer continuar Doña Agustina con la pastelería, Fernando ya casado con Estila decidieron montar un pequeño negocio familiar con los conocimientos que ellos tenían de la profesión y así nació el Horno de San Fernando en la calle Arco de España número 24. Con muchísimo esfuerzo y sacrificio puesto que en aquellos años había escasez de todo, especialmente azúcar, que debía comprarse a precio muy elevados. Poco a poco y con mucha constancia y horas de trabajo Fernando y Estila iban hacía delante.
    Como el negocio crecía y ya la zona donde estaba se quedaba pequeña y un poco a "trasmano" como le gustaba decir a Estila, decidieron junto con un amigo de Fernando trasladar Horno San Fernando a la calle General Esponda, antigua pastelería Mallorquina , donde Fernando había trabajado de pequeño, en este nuevo emplazamiento estuvieron tan sólo nueve meses. Más tarde, ya solos Fernando y Estila, encontraron un local en la calle Moret numero 32, paralela a Pintores, una buena situación para seguir trabajando en lo que a ellos más les gustaba.
    Fue todo un acierto, nada más abrir se notó mucho el volumen de gente que iban y venían, por entonces los hijos de Fernando y Estila ya empezaban a ayudar en el negocio familiar, Ángel,Fernando y Julián, éste último el más pequeño, con díez años, haciendo recados. Ángel y Fernando ya ayudaban con tareas de más responsabilidad, ya que tenían más edad. Como al principio no contaban con horno tenían que llevar los productos elaborados a una panadería llamada el Hornillo, que se encontraba en la calle con el mismo nombre, hecho a lo que ya estaban acostumbrados puesto que en el antiguo emplazamiento del Arco de España tampoco contaban con horno dado su alto coste.
    Lamentablemente, Fernando hijo, falleció a los 16 años de meningitis, fue sin duda un duro golpe para la familia.
sin azucar
Sin Gluten
Empanada
Panes
Torrijas
Personalizada
Cafes Sin Lactosa